Zonas de Libre Comercio: Miami Vs. Panamá

Nelson CabreraAlmacenaje, Almacenes, Exportaciones, General, ImportaciónLeave a Comment

Panama vs USA

Durante las últimas décadas, las Zonas Francas o Zona de Comercio Exterior (FTZ por sus siglas en ingles) se han convertido en un fenómeno creciente, así como en un elemento fundamental del comercio mundial. Históricamente disponibles en la mayoría de los países del mundo, las FTZ brindan algunos de los beneficios más atractivos, aunque ironicamente poco utilizados, para lograr reducir gastos en los aranceles, impuestos y otros costos relacionados con el comercio mundial. Además, las FTZ no son, de ninguna manera, un programa utilizado exclusivamente en un solo país. De hecho, debido a que la mayoría de los países tienen programas de FTZ, las compañías pueden usarlas en varias ubicaciones globales para obtener todos o algunos de los beneficios principales que pueden brindar. En este artículo, comparamos algunas de las ventajas y desventajas de las FTZ ubicadas especificamente en Miami y Panamá:

Ventajas de Las Zonas de Libre Comercio de Miami

En Miami, los embarcadores que transportan artículos a otros países y desde otros países tendrán espacio suficiente para almacenar los envíos. Las zonas de libre comercio son regiones especiales que benefician a los cargadores internacionales. Las zonas de libre comercio son áreas que técnicamente no se consideran parte de los EE.UU. ni se consideran parte de otra nación, lo que significa que tienen algunos beneficios para los transportistas preocupados por el presupuesto.

Los embarcadores que tienen artículos que ingresan a una zona de libre comercio dentro de los EE.UU. no tienen que someterse a una inspección de aduanas al ingresar. Solo tienen que ser inspeccionados cuando se van. Los cargadores no tienen que suministrar una fianza para mantener sus productos almacenados dentro de una zona de libre comercio. Tampoco tienen que pagar impuestos sobre la mercancía a menos que la misma sea distribuida dentro de los EE.UU. específicamente para el consumo.

Los embarcadores pueden almacenar artículos nacionales y extranjeros dentro de una zona de libre comercio y ninguno de los envíos estará sujeto a impuestos a menos que  sean productos nacionales destinados a la distribución dentro de los EE.UU.

Desventajas de las Zonas de Libre Comercio de Miami

Cualquiera que venda artículos a nivel nacional no se beneficiará de lo que ofrece una zona de libre comercio. Para ello, aquellos que están trabajando con ventas nacionales en los EE.UU. están mucho mejor utilizando un depósito aduanero.

Ventajas de la Zona de Libre Comercio de Panamá

Las compañías con productos que requieren múltiples etapas de fabricación y montaje se beneficiarán en gran medida de estas zonas de libre comercio. Los productos se pueden fabricar dentro de una zona de libre comercio sin que las compañías tengan que pagar impuestos sobre mano de obra, gastos generales y materiales de desecho. Las empresas también pueden evitar pagar impuestos en los artículos importados específicamente y, en su lugar, tienen la opción de escoger pagar impuestos sobre el producto final o en los artículos importados, cualquiera de los dos es más económico.

Los fabricantes pueden elegir pagar aranceles en los artículos cuando ingresan al almacén o cuando salen de él. Pueden escoger lo que sea más barato. Con una zona de libre comercio las empresas pueden almacenar sus productos por una cantidad ilimitada de tiempo y literalmente pueden realizar casi un número ilimitado de acciones con sus artículos, tales como exhibirlos, ensamblarlos, etiquetarlos, reempacarlos y cualquier otra cosa.

Desventajas de las Zonas de Libre Comercio de Panamá

En Panamá, los embarcadores podrían enfrentar desventajas asociadas con la zona de libre comercio si están tratando de trabajar solo con productos nacionales.

Cómo afectan las Zonas de Libre Comercio a los Embarcadores

Las zonas de libre comercio afectarán a los embarcadores porque tendrán que estar conscientes de los cambios relacionados con el pago de impuestos, el impuesto a los inventarios locales y estatales, la fabricación de productos, las clasificaciones, las evaluaciones y los límites para los artículos nacionales. Los embarcadores deben hacer su debida diligencia al planificar rutas y manejar otras operaciones comerciales para que puedan aprovechar al máximo los beneficios que pueden estar disponibles.

Nelson Cabrera
Nelson leads global business development efforts within ShipLilly and has been featured as a logistics expert in numerous publications, including SupplyChainBrain, The Bulletin Panama, Logistics Management, and the Miami Herald.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *