Un Vistazo al Pasado: Tanqueros Transportando Carga Seca

LILLY + AssociatesGeneralLeave a Comment

En 1872, se construyó el primer tanquero a vapor. El Vaderland de bandera belga fue diseñado para transportar grandes cantidades de petróleo. Sin embargo, el itinerario real que cumpliría sería el transporte de inmigrantes a los Estados Unidos, y petróleo en su viaje de regreso a Europa.

Antes de su viaje inaugural, las autoridades decidieron que usar el Vaderland sería demasiado peligroso. Por lo tanto, se tomó la decisión de convertir el barco en un buque de carga de pasajeros. Ironicamente el Vaderland nunca transportó petróleo; contrario al propósito original para el cual fue diseñado.

Los 1800s: vapores y petroleros modernos

En 1886, se construyó el Gluckauf. Este fue el prototipo del buque tanquero moderno tal y como lo conocemos hoy en día. Sin embargo, existieron varios buques que fueron operados por compañías petroleras durante el mismo período. Las cataratas de Clyde es uno de esos buques cisterna con velas cuyos restos aún se encuentran en Honolulu.

La práctica hasta tiempos recientes consistía en adaptar a los petroleros con un compartimiento de carga seca. Esto normalmente se ubicaría hacia el castillo de proa. El compartimiento incluía barreras de carga que se utilizarían para cargar y descargar la mercancía. En promedio, la sección tendría una capacidad de 15,000 pies cúbicos. Algunos de los productos que se llevarían aquí incluían productos químicos, aceite y lubricantes que podrían almacenarse en cajas, barriles o tambores.

Segunda Guerra Mundial: un experimento exitoso

Con el tiempo, los petroleros comenzaron a cubrir las necesidades de la carga seca. Particularmente en 1944 durante el último tramo de la Segunda Guerra Mundial en Europa. La devastación de las regiones agrícolas europeas significó escasez de granos en el mercado e incluso menos personas disponibles para cosecharlos.

La mayoría de la población había sido reclutada para el esfuerzo de guerra. La realidad era que Europa estaba al borde de la hambruna. De hecho, la Batalla del Atlántico se había cobrado muchos de los buques de carga existentes. Esto dejaba pocas opciones de transporte para productos agrícolas.

Fue esta sensación de fatalidad inminente y la urgencia asociada con ella lo que inspiró a la creación de una nueva forma de transporte océanico. Esto implicó cargar el grano en los petroleros de nueva construcción. Estos petroleros nunca habían estado involucrados en el comercio de petróleo.

El experimento consistió en cargar los granos en los buques desde los puertos canadienses, región relativamente próspera y pacífica. La apuesta result acertada y los barcos llegaron a sus destinos en Europa. Sin embargo, hasta el día de hoy existe una escasez de información específica sobre los viajes reales.

Aviones de combate Estadounidenses transportados sobre la cubierta en 1944. Creditos: wearethemighty.com

Influencia de las condiciones de guerra en los buques y el comercio de granos.

La Segunda Guerra Mundial marcó un aumento significativo en la demanda de transporte marítimo. Esto significó que a la industria tuvo que reinventarse para utilizar el espacio de cubierta abierta como medio de transporte. Esto fue en la era previa al transporte aéreo, cuando los barcos eran la única solución real para transporter carga de un continente a otro.

Estas instalaciones improvisadas en tiempos de guerra se le llamaban «cubiertas de Meccano» porque se asemejaban a los juguetes de Meccano y a los juegos de erectores. La gran mayoría de los buques eran T-2 estándar. Estos fueron construidos con vigas uniformes de acero y aluminio. Cuando se atornillan, estos componentes se pueden adaptar fácilmente a la mayoría de las plataformas de los buques cisterna estándar.

Cuando terminó la guerra, los petroleros cayeron pasaron al uso privado o civil. Durante este tiempo, las cubiertas de Meccano se retiraban para reducir el peso en la parte superior. Este peso carecía de todo sentido para el uso de un operador privado.

1950: mejoras continuas

Fue en 1954 que los petroleros ingresaron oficialmente al comercio de granos. Esta decisión se basó en la economía del día que requería la importación y exportación de granos a gran escala. Gulfcrest (que fue construido en 1926 para la Gulf Oil Company) fue pionero en este sentido. Inicialmente, el buque había servido durante 27 años como transportista de petróleo crudo en la costa este de los Estados Unidos y el Caribe.

Para 1954, las Reglas de granos de la Convención internacional de 1948 para la seguridad de la vida en el mar (SOLAS) estaban en vigencia. Estas reglas exigían la instalación de contenedores y comederos en todos los espacios donde se debía cargar el grano. Sin embargo, el petrolero tradicional tenía bodegas o tanques. Estos generalmente estaban subdivididos por mamparos longitudinales y transversales.

Eventualmente, los mamparos en forma de panal del casco en unos 30 compartimentos o tanques individuales. Por un lado, parecería poco práctico intentar equipar estos barcos con contenedores y comederos. Por otro lado, los tanques estaban dotados de estabilización incorporada.

Por lo tanto, los mamparos longitudinales se reubicaron de tal manera que se redujeran los movimientos de inclinación transversales. También tenían la ventaja de acomodar las superficies libres de carga líquida. Bajo este diseño flexible, fue posible convertir el recipiente para transportar los granos.

Requisitos específicos para transportar granos

Aunque el grano podía moverse después de la estiba, era menos fluido que el aceite que tradicionalmente se había transportado utilizando estos recipientes. Por lo tanto, las primeras reglas de grano para los petroleros se emitieron en 1954. Esto incluía regulaciones sobre la estructura del barco, los accesorios internos o externos y los niveles de limpieza.

No todas las embarcaciones que habían sido diseñadas para transportar petróleo cumplían con estos estrictos criterios. Por ejemplo, era necesario subdividir la estructura del barco en mamparos longitudinales adecuados. Estos no estarían equipados con doble fondo.

Con el tiempo, cientos de petroleros se unieron al negocio del transporte de granos. Sin embargo, la mayoría de los petroleros modernos de hoy en día no pueden ajustarse a las reglas que se establecieron en 1954. Por lo tanto, ha habido un cambio gradual en el uso de petroleros en el comercio de granos.

LILLY + Associates

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *