Transporte Aéreo vs Transporte Marítimo: Los 5 Factores Más Importantes

Amanda CallahanEnvío de Carga, Envíos aéreos, Envíos marítimos, GeneralLeave a Comment

Tomar la decisión de enviar su carga aérea o marítima puede ser crucial para un negocio.  Es un costo significativo que va directo al comercio internacional. Existen ciertas compañías que no tienen otra opción que escoger una o la otra. Por ejemplo; aquellos que manejan bienes rápidamente perecederos como flores frescas o fruta, pueden encontrar muy tardío el envío en buques marítimos y poco práctico para su negocio. También, aquellos que envían carga muy voluminosa como autos y botes pueden encontrar que las practicidades de usar el transporte aéreo no son para ellos. Este artículo examina algunos de los factores críticos que son claves dentro del proceso de toma de decisiones.

1.Fiabilidad

Debe pensar en qué tan confiable son las opciones antes de seleccionar alguna. La fiabilidad puede venir tanto del sector como un todo como de la compañía individual con la que trabaja. Debe estar en capacidad de distinguir entre estos dos tipos de confiabilidad, o puede terminar rechazando una opción que pudo haber funcionado perfectamente. Todos queremos hacer negocios con gente, productos, compañías y proveedores de servicios confiables  ya que nos encontramos en un mundo que requiere certeza en medio de la incertidumbre en el sector económico. Lo mejor que puede hacerse es realizar un análisis comparativo de los fletes aéreos y marítimos para determinar cuál supera a cuál.

Curiosamente, el negocio del transporte comenzó con líneas marítimas pero los aviones de carga han ganado la batalla de la confiabilidad. A pesar del clima y otros factores inesperados, las aerolíneas se esfuerzan al máximo para apegarse a sus itinerarios; entre otras cosas porque el plazo es muy corto para realizar reservas y usarlas. Por el contrario, las líneas navieras han adquirido una mala reputación por los constantes retrasos y demoras. A pesar de que los negocios pueden soportar algunos días en retrasos; un periodo más grande puede ser desastroso. Los vuelos tienen la ventaja de tener salidas y retornos diarios, de forma que el cliente tiene otras opciones por si se presenta retrasos en algún vuelo. Las líneas navieras tienen un periodo de retorno mucho mayor, medido en varios días, e incluso semanas. Esto significa que si pierde un embarque, tendrá que esperar un largo periodo de tiempo para embarcar en el siguiente.

2.Costo

Los costos son un punto crítico en los negocios y los empresarios racionales tienden a tomar los pasos que bajen sus costos lo más bajo posible; notablemente más bajo que sus ingresos. La disponibilidad de presupuesto tendrá impacto directo en la toma de decisiones al elegir transporte aéreo o marítimo. Tradicionalmente, se destina una partida en el presupuesto para el transporte al crear la idea del negocio. La creencia por defecto es que las líneas navieras son mucho más económicas que los vuelos al transportar bienes y personas. Sin embargo, un examen más detallado indica que el estereotipo no siempre acierta.

Usted deberá calcular los costos unitarios y agregados, ya que pueden afectar significativamente su decisión. Las aerolíneas tienden a usar una fórmula de peso a cobrar. Esto surge del tamaño y del peso de la carga. Por otro lado; los transportistas cobrar en base a la tarifa del contenedor. Los dos formatos estándar son contenedores de 20 pies y de 40 pies pero puede obtener otras alternativas según su solicitud. Aunque hay casos donde el peso de la carga es una preocupación material, la mayoría de los cargos en las líneas navieras se basan en el tamaño o en el volumen de la carga.

Los clientes que enviaran menos de un contenedor serán cobrados según el metro cúbico que su carga ocupe. Esto significa que si su carga es grande y pesada, el envío marítimo es su aliado. Sin embargo, a medida que sus envíos se hacen más pequeños, verá que los diferenciales de precios de margen siguen reduciendo. Puede llegar el momento en el que el transporte aéreo es más económico.

También es importante conocer los gastos locales en destino. Por ejemplo, le pueden cobrar gastos de aduana en destino que no contemplaba en su presupuesto original. Aquellos que usan el transporte marítimo necesitan considerar los costos de almacenamiento, normalmente cobrados en el puerto marítimo. Estos cargos pueden sobrepasar todo lo que el aeropuerto pueda cobrar.

3.Rapidez

Es lógico que un avión sea más rápido que un buque, así que el debate en este punto se enfoca en los detalles. Nosotros nos manejamos en un ambiente de comercialización que depende altamente del trabajo JIT (Just In Time / Justo A Tiempo). Los retrasos pueden costarle mucho dinero y debilitar sus relaciones con sus clientes. Un embarque tomará más de un mes en llegar a su destino, cuando un avión puede hacerlo en menos de dos días. Si transporta bienes domésticos, necesitará revisar con el país de destino y confirmar que su carga no será retenida por ningún proceso burocrático al llegar. Se puede presentar el caso donde necesitará un agente que le represente si usted no se encuentra disponible.

Esto no quiere decir que los buques siempre serán lentos. La tecnología está cambiando el panorama y no debe sorprendernos que un día, los buques que usemos sean mucho más rápidos de lo que son en el presente. El uso de canales ha contribuido a reducir la distancia recurrida para llegar a destino. Por el monto, algunos embarques marítimos pueden llegar en 8 días.

4. Impacto Ambiental

El medio ambiente se ha convertido en un asunto crítico para muchos negocios incluyendo la industria del transporte internacional. En la búsqueda de beneficios y ganancias, puede ser fácil olvidarse de los costos del deterioro ambiental. El principio «el que contamina, paga» significa que esos negocios  que constantemente trabajan bajo prácticas no sostenibles terminarán pagando por sus acciones. Al final se convierte en una renta para las compañías.

Por el momento, los buques van a la cabeza en su responsabilidad ambiental. Su emisión de carbono es mucho menor al compararla con la carga que llevan. Sin embargo, los ambientalistas están haciendo balance de los derrames de petróleo asociados a la industria naviera. Estos son los contaminantes que se filtran en el ecosistema, causando daños a largo plazo.

5. Charges for Goods

El punto crucial para la toma de decisiones de un negocio son los costos que reparten durante la decisión. Si los ingresos exceden el costo significativamente, es una gran oportunidad. Esto significa que los costos marginales, promedio y totales serán indicadores importantes para decidir si el flete aéreo es mejor que el marítimo.

Amanda Callahan on EmailAmanda Callahan on Linkedin
Amanda Callahan
Amanda loves working here and has been with us since 2015. Amanda enjoys writing, decorating, cooking, and she is passionate about spending time outdoors with her family. She left the BBQs of Missouri and a sweet gig at Maersk to join our ranks here in Miami. Her experience in the industry is vast, including Import/Export by Air and Ocean, warehousing, Customs Clearance, and supply chain optimization.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *