Top 5 Tendencias del Transporte Internacional del 2017

Nelson CabreraGeneralLeave a Comment

La industria del transporte internacional se mantiene en constante movimiento y cambiando radicalmente, Los retos y oportunidades del 2016 han llevado a la industria a cambiar en las siguientes áreas:

  • Colapso de Hanjin: Uno de los más grandes proveedores de servicio de transporte introdujo la bancarrota gracias a la sobrecapacidad y la ardua competencia. Este evento fue claramente traumático y catártico para la industria, considerando que Hanjin era percibido como el gran líder.
  • Bajas en las tarifas: Como estrategia para atraer mayor demanda y aceptar la realidad de una economía cambiante, las tarifas de fletes fueron drásticamente reducidas. Esto trajo como resultado que los participantes de la industria inventaran maneras creativas de mantener el negocio a flote.
  • Formación de nuevas alianzas: Uno de los resultados de la crisis dentro de la industria fue formación alianzas estratégicas con el fin de compartir la experiencia y el mercado.

El Al ano nuevo trae consigo nuevos retos y oportunidades. Es por ello que es imprescindible para los transportistas estar muy atentos a lo que sucede en la industria, las tendencias y los riesgos potenciales. El reto más grande que se acerca es el manejo de la capacidad, demanda y abastecimiento. De acuerdo con el analista Stifel Nicolaus; las tarifas no compensatorias ya no son aceptadas. Por lo tanto, se anticipa que habrá un canal de fijación de precios en 2017. De acuerdo a esto;

«Los operadores se enfrentaron a una persistente debilidad de los precios del mercado al contado y los clientes de contrato que abandonaron la conversación de colaboración y volvieron a las tácticas agresivas de precios estilo Neanderthal».

Esto traerá como resultado el aumento de los precios entre un 3 y 4%, mientras que en el 2016 la inflación de precios oscilo en el 2%.

Tendencias Claves

1. Aumento de las Consolidaciones:
Esto se ha convertido en una importante táctica para la mayoría de los transportistas y parece continuar para el 2017. Como resultado, el mercado ha reducido el espacio para compañías más pequeñas. Sin embargo, aún habrá espacio para los transportistas individuales que quieran crear nuevas oportunidades de negocios. Para ejemplificar esto, solo hace falta ver la compra de Maersk Line a Hamburg Sud. Dadas las pérdidas de $ 5-10 billones que surgieron en 2016, es probable que los movimientos de consolidación lleven a quiebras, adquisiciones y fusiones. Una encuesta reciente de la industria indica que casi el 77% de los observadores anticipan aumentos en las consolidaciones para el 2017. La estructura de la industria cambiara drásticamente con solo 14 transportistas grandes disponibles para sobrevivir hasta el 2018. Esto se traduce en que solo 7 transportistas tendrán el control del 65% de toda la demanda global.

2. Relaciones Comerciales entre China y Estados Unidos: La llegada de un nuevo presidente de los Estados Unidos y el movimiento Brexit afectaran las relaciones comerciales entre EE. UU y China. La industria naviera no se salvará de las consecuencias de esos cambios, siendo ellos la base del comercio internacional. Otro como NAriman Behravesh de IHS Markit; esperan que Trump continúe con la política económica pragmática enfocada en el crecimiento. En cualquier caso, la GDP global puede alcanzar un crecimiento modesto de 2.8%. Mientras Europa lucha con los movimientos populares, Estados Unidos emergerá como un socio confiable para China. Por consiguiente, se espera que las rutas de Estados Unidos seguirán siendo las más usadas.

3. Trabajo y sindicatos: Los sindicatos observan el desarrollo con interés, y no dudaran en reaccionar para proteger su existencia. Un caso de estudio son los dos grandes sindicados de EE. UU (International Longshore y Warehouse Union) que quieren renegociar los contratos del 2017, tomando en cuenta la inminente amenaza de la quiebra. Existen indicadores que la International Lonshoremen’s Association seguirá su ejemplo en la Costa Este. La ILWU y la Pacific Maritime Association negociaran su contrato actual que vencerá en 2019. Si estas relaciones industriales terminan en conflicto, podría haber una interrupción significativa en la prestación de servicios. Solo basta con recordar la disputa de la Costa Oeste en el 2014/2015 para darse cuenta del daño potencial de la industria como un todo. Los sindicatos portuarios de los Estados Unidos se están preparando para las posiciones más duras hacia los empleadores. Los puntos clave incluirán salud, seguridad y seguro, así como la amenaza de las líneas automatizadas de terminales de contenedores que reemplazara muchos puestos de trabajos.

4. Precios Inciertos: La tarifas base de la industria tienden a ser volátiles gracias al gran número de consolidaciones. En cualquier caso, la demanda de mayores tarifas en 2017 es lógica debido a la evidente bancarrota proporcionada por el caso de Hanjin. Existe una incompatibilidad entre la capacidad y el tráfico. Por ejemplo, entre el 2008 y el 2016, el crecimiento de la capacidad supero al tráfico en un 5%. Esta es una de las razones por las que Hanjin termino mal. La flota creció 1.1% en el 2016 siendo menor que el crecimiento de la demanda, haciendo un escenario perfecto para desequilibrios en el 2017. Inevitablemente habrá cambios regionales como el aumento en las tarifas de las rutas Asia-Europa. Una encuesta reciente elaborada a los transportistas mostro que el 46% de ellos se estaban preparando para incrementos en las tarifas contratadas en la ruta del Transpacífico.

5. Aumento de Alianzas: No solo se formarán nuevas alianzas, sino que también enfrentarán ajustes significativos para darse cuenta de la dinámica del mercado. El uso acuerdo de compartimiento de buques fundamentalmente cambiara la forma en la que se maneja la industria. Algunas de las alianzas más grandes anticipadas incluyen la Transport High Efficiency, Ocean y la 2M Alliance + el grupo HMM. Esto automáticamente puede traer consigo cambios en las rotaciones de buques, así como las ubicaciones de los terminales. Algunos transportistas han expresado su preocupación de que algunos de los cambios puedan causar grandes retos organizacionales y logísticos. De acuerdo a encuesta reciente, hasta un 47% de los transportistas esperan esta desorganización.

Los transportistas que quieran mantener su relevancia y competitividad no tienen otra opción que seguir las tendencias. Es imperativo leer los reportes de la industria y obtener información actualizada de todas las alianzas, adquisiciones y cambios de precios. En relación a las ramificaciones políticas de los movimientos populares en Europa y EE. UU, el jurado aún está deliberando.

Nelson Cabrera
Nelson leads global business development efforts within ShipLilly and has been featured as a logistics expert in numerous publications, including SupplyChainBrain, The Bulletin Panama, Logistics Management, and the Miami Herald.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *