Preocupación entre los importadores se Incrementa con la Prolongación de la Paralización Gubernamental y los Retrasos que Acarrea

Ashley Boroski MendozaGeneral, General, Importación, Importaciones, Noticias de la industria, Noticias de la industriaLeave a Comment

Los embarcadores y las empresas de flete están empezando a plantearse inquietudes en cuanto a los retrasos que pronto afectarán a las cadenas de suministro si la paralización parcial del gobierno continúa. Actualmente, ya se están presentando problemas de parte de ciertas agencias de los Estados Unidos que están recortando sus servicios disponibles y reduciendo la jornada laboral.

El inicio de una paralización es estresante y abrumador, pero las agencias todavía funcionan a medida que se esfuerzan por determinar qué pasos son los que siguen a continuación. Mientras la paralización continúa, más y más agencias están cerrando las puertas de sus oficinas y reduciendo las horas de trabajo de su personal. Esto dificulta a los departamentos trabajar entre sí. Los operadores de carga que tienen problemas con sus mercancías y necesitan contactar a dos o más agencias responsables por partes separadas del proceso de envío están enfrentando demoras más grandes que lo usual.

Efectos de la Paralización del Gobierno en los Envíos

Los exportadores están enfrentando retrasos con su aprobación. Menos personal de seguridad está disponible para escanear los envíos por carga aérea. Las aduanas reembolsan los tiempos de procesamiento a medida que los oficiales enfocan su tiempo en trasladar las mercancías por los aeropuertos tan rápido como sea posible. Hay problemas similares no resueltos que, como resultado, llevan más tiempo y esto solo empeora.

Los Departamentos Gubernamentales Esenciales Requeridos para los Envíos Generan Retrasos Problemáticos

Los agentes de CBP están de permiso. Las Aduanas y la Protección Fronteriza son responsables del procesamiento de todas las mercancías que pasan a través de las fronteras y de las oficinas de aduanas. Mientras estos lugares permanecen abiertos, menos agentes están disponibles y los mismos permanecen sin pagos. Esto está conduciendo a un descontento masivo y, en algunas situaciones, huelgas fronterizas.

Las importaciones, en algunos casos, requieren de un permiso federal de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés). La EPA ya no está dotando de personal en este momento, por lo que no puede procesar las aprobaciones. Como resultado, los problemas se están acumulando sin una posible resolución.

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA por sus siglas en inglés) está experimentando faltas de personal. Ha habido retrasos en las regiones de embarque transfronterizos, exacerbados por los retrasos en los aeropuertos que manejan las operaciones de pasajeros. Todos estos problemas son el resultado de la falta de personal en los puntos de control de la TSA. Para muchos embarcadores, el desafío ha sido resolver problemas con un correo electrónico o a través de una llamada telefónica. Si por alguna razón el embarcador es capaz de encontrar a alguien dispuesto a ayudar, es probable que ya se estén ahogando bajo una serie de solicitudes similares. En algunos casos, el envío se subcontrata a una empresa privada. Si bien esto acelera el proceso, si ocurre algún problema, la TSA continúa siendo la parte responsable por manejar estos problemas.

Asimismo, la TSA está enfrentando una serie de huelgas de sus empleados que están exigiendo pagos. Dado que estos empleados ya trabajan menos horas de lo normal y no están recibiendo salario, el tiempo que es ahora empleado a la huelga le resta cantidad de tiempo que se dedica a procesar los paquetes para viajar.

Estos no son los únicos departamentos que están afectando partes de las operaciones de la cadena de suministro para los embarcadores y las compañías de transporte. Muchas empresas confían en el Departamento de Comercio y de sus datos comerciales mensuales con la finalidad de participar adecuadamente en la actividad manufacturera fuera de los Estados Unidos. Sin esa información, los embarcadores no pueden mantener el conocimiento de los flujos comerciales ni pueden tomar decisiones a nivel macro.

Factores que Contribuyen con los Tiempos de Demora

Uno de los principales factores que contribuyen con los tiempos de demora son los centros de importación y las redes de transporte que aún sufren tensiones como resultado de envíos procesados cerca del final del 2018 por parte de las empresas que están tratando de superar las restricciones pendientes en 2019. Ya había serios retrasos en el puerto y la paralización solo ha creado problemas mayores.

Otros factores han contribuido a retrasar los tiempos en los envíos durante este mes como resultado de la paralización del gobierno.

A medida que más y más departamentos permanecen con escasez de personal o están de permiso, los problemas de envío tangencial se encuentran sin resolver. El personal normalmente responsable de manejar preguntas, resolver problemas atrasados y emitir reembolsos, simplemente no está disponible para manejar el trabajo administrativo. En su lugar, intentan mantenerse a flote realizando las tareas cruciales del departamento, tales como escanear la carga y a los pasajeros para los vuelos o revisar los artículos en la frontera.

Esfuerzos para Evitar Retrasos Importantes

Ciertos procedimientos de control ayudan a las empresas de envío de carga aérea evitar retrasos en los aeropuertos. Estos embarcadores han hecho esto recurriendo a empresas privadas certificadas para revisar su carga antes de que llegue al aeropuerto. Hacer esto significa que la TSA no es responsable de la revisión en el aeropuerto mientras que actualmente no cuentan con suficiente personal y no son pagados. Más de la mitad de la carga que actualmente vuela en aviones de pasajeros este último mes, llegó al aeropuerto preseleccionado, lo que ayuda a evitar retrasos significativos.

Existe un énfasis en la necesidad de ser paciente. Cuando el personal no está disponible dentro de un departamento para resolver un problema, no confían en dejar un mensaje. Cuando los departamentos solo cuentan con personal la mitad del tiempo, se saturan con problemas por resolver. Es más probable que manejen los problemas cuando reciben llamadas telefónicas mientras están en la oficina. Las empresas de envíos deben tener el personal y la perseverancia necesarios para establecer contacto y solucionar los problemas a la mano.

Los embarcadores están preocupados porque enfrentarán retrasos mayores como resultado de estos problemas y estos retrasos ciertamente parecen ser agravantes. Parece que los retrasos solo continuarán, los problemas llenarán los escritorios y los teléfonos se quedarán sin ser contestados. A medida que continúe la paralización, los embarcadores, junto con muchos otros miembros de la industria, enfrentarán demoras continúas y los subsiguientes retrasos operativos. Afortunadamente, existen soluciones para superar el más grave de los retrasos. Pero, a largo plazo, la mejor solución para todos es el fin de la paralización del gobierno por completo.

Ashley Boroski Mendoza on EmailAshley Boroski Mendoza on LinkedinAshley Boroski Mendoza on Twitter
Ashley Boroski Mendoza
Ashley has worked in the George W. Bush Presidential Administration in both the White House and DHS. She later worked as a policy advisor in the Senate and representing top retailers to the federal government at the premier retail trade association. Currently, she is the Head of Business Development at ShipLilly ensuring exceeded growth annually.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *