Pagar Por Un Envío Rápido Ha Sido Asociado Con Fraude

Nelson CabreraAéreo, Envíos aéreos, General, Guía de Envío, Guia de Envíos, Noticias de la industria, Noticias de la industriaLeave a Comment

Airplane in a cloudy day

El servicio de envío rápido alguna vez se consideró no ser más que una facilidad costosa para los transportistas y una fuente de ingresos rápidos para los operadores. Sin embargo, recientemente ha habido preocupación de que el envío rápido esté plagado de fraude. De hecho, pagar por un envío rápido podría fácilmente señalarte como un estafador, lo que puede afectar significativamente tu posición en la industria y la capacidad de acceder al crédito. Para los operadores, ser víctima de actividades fraudulentas puede interrumpir significativamente las operaciones e incluso, podría generar multas si se descubre que están actuando en contra de la ley.

Breve descripción de esta desventaja

El principio subyacente detrás de estas actividades fraudulentas en la industria del transporte marítimo es relativamente simple: Cuanto más rápido sea procesada una transacción, menos tiempo tienen los administradores para verificarla a fondo. Esto significa que el estafador puede tomar ventaja de esta ventana de oportunidad crítica. Algunas de las actividades fraudulentas que pueden ocurrir incluyen el uso de tarjetas de crédito robadas o hacer compras en cuentas redundantes.

Los operadores están comprensiblemente nerviosos con respecto a la configuración completa y utilizarán firmas de búsqueda de datos para rastrear el comportamiento de los compradores en línea. Aquellas compras que tienen un alto riesgo de ser fraudulentas son denegadas automáticamente. La denegación se considera definitiva a menos que sea revocada por el propio operador, una situación en la que recae sobre ellos la responsabilidad total por los posibles fraudes. El lapso de tiempo durante las compras rápidas aumenta el riesgo de que se cometa un fraude.

Un tercero a menudo deniega el servicio y eso podría significar que el consumidor o el operador no estén en capacidad de obtener una indemnización o la oportunidad de explicar su situación, excepto hacer una compra directa de servicios usando la ruta más larga. También ha habido cierta preocupación sobre el seguimiento y el posicionamiento de los consumidores sin su conocimiento o aprobación. Estas son algunas de las razones por las cuales algunas empresas de transporte prefieren hacer negocios a la antigua usanza.

Marcadores Clave para el Fraude

  1. Comprar muy rápidamente
  2. No verificar la política de devolución
  3. Pagar por la opción más rápida de envío
  4. No comparar precios
  5. Clasificar los precios y elegir los precios más altos
  6. Usar un servicio proxy para acceder al sitio
  7. Tener una dirección de correo electrónico que no esté asociada con su perfil de Facebook
  8. Vivir y operar en una parte del mundo donde se cometen la mayoría de los fraudes

La puntuación a menudo se realiza de forma anónima, pero sabemos que existen ciertas firmas internacionales involucradas en el proceso de verificación cruzada, que incluyen a Riskified (con sede en Tel Aviv), Accertify, Forter, Signifyd y CyberSource. Algunos de estos proveedores de servicios han sido adquiridos por compañías de tarjetas de créditos tales como American Express y Visa, una situación que algunos equiparan a un conflicto de intereses.

Reacciones de la Industria Naviera

Obviamente, los filtros no molestan a los operadores porque evitan que los transportistas se carguen con los costos de las transacciones fraudulentas. No obstante, los transportistas tienen otra historia que contar porque ellos no pueden ser excluidos del mercado debido a un proceso de puntuación remota sobre el cual no tienen control y que luego no pueden cuestionar.

Las compañías que hacen estos controles son evasivas cuando se les pide información sobre sus procesos de toma de decisiones. De acuerdo a Eido Gal, director ejecutivo de Riskified:

“Riskified tiende a ser mucho más preciso y eficiente que los métodos tradicionales de prevención de fraudes, pero ninguna solución es perfecta y aún estamos mejorando.”

Si el comerciante o el operador anulan la decisión, son totalmente responsables en caso de fraude. Es por eso que muchas compañías de envío simplemente dejan las decisiones como están, especialmente cuando tienen que ver con compradores internacionales quienes tienen un alto riesgo de participar en actividades fraudulentas. Una investigación de la Asociación de Líderes de la Industria Minorista (RILA por sus siglas en inglés) ha demostrado que el fraude en línea ha aumentado en un 30% después de la introducción del sistema de chip y pin.

Señales de Advertencia a tener en cuenta

En general, se anticipa que un comprador no fraudulento se comportará de una “manera natural”, lo que significa que buscará los mejores productos al precio más bajo y luego hará una oferta por ellos. Los clientes pueden protegerse más a sí mismos al leer los términos y condiciones para que su compra no sea señalada como un indicador de intenciones fraudulentas. Si usted es un comprador frecuente o un cliente con ese proveedor particular, entonces podría ser una buena idea solucionar la denegación de servicio desde el principio para que se incluya en su lista de pre-aprobados. Por supuesto, también existe la opción de usar los antiguos métodos a pesar de su ineficiencia inherente.

Fraudes Comunes en la Industria del Transporte Marítimo

La industria del transporte marítimo está empezando a experimentar ciertos fraudes que la han colocado en alerta máxima. Algunas de las actividades fraudulentas más comunes incluyen:

  1. Transportar sustancias prohibidas
  2. Cambiar los pesos y las especificaciones para reducir costos
  3. No revelar información importante
  4. Conspirar con agentes para no remitir ni honorarios ni cargos
  5. Transportar mercancía robada o saqueada

Precauciones de Seguridad para los Transportistas

Aunque el comercio electrónico ha surgido como una de las mejoras más significativas dentro de la industria del transporte marítimo, el mismo no está exento de riesgos. Los fraudes que se han descrito más arriba requieren de vigilancia. Si es necesario, se puede llamar a un tercero para que verifique varias transacciones. Es aconsejable exigir los originales de todas las certificaciones y permisos que se requieran para un envío antes de aceptarlo.

Otras precauciones pueden ser colocar a los mejores clientes en una lista de pre-aprobados para que no tengan que pasar por controles de seguridad para cada transacción. También podría ser una buena idea tener un miembro del equipo de primera línea el cual pueda lidiar con las quejas, los comentarios y las apelaciones. El objetivo es garantizar que pueda atender a sus clientes en un ambiente seguro sin comprometer sus credenciales.

Los operadores y transportistas necesitan estar informados de las actividades fraudulentas complicadas y a menudo sofisticadas que están ocurriendo en línea y fuera de línea. Las reglas de responsabilidad en la ley significan que si no se hacen suficientes controles, los dejarán vulnerables a enjuiciamientos, multas y pérdidas económicas. Al mismo tiempo, las medidas para protegerse contra el fraude en línea y fuera de línea no deberían ser tan estrictas que ya no le permitan brindar el mejor servicio posible a sus clientes.

Nelson Cabrera
Nelson leads global business development efforts within ShipLilly and has been featured as a logistics expert in numerous publications, including SupplyChainBrain, The Bulletin Panama, Logistics Management, and the Miami Herald.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *