Los 5 tipos de documentos de Bill of Lading que probablemente no conocías

Vivian LlambesGeneral, Guía de EnvíoLeave a Comment

El Bill of Lading, a veces denominado «BOL», este documento sirve como un acuerdo legal entre el remitente y el transportista y detalla el tipo, la cantidad y el destino de las mercancías que se envían. Este documento sirve como recibo del envío una vez que se realiza la entrega de la mercancía a la ubicación acordada. Existen diferentes tipos de «BOL» y cada uno viene con especificaciones únicas y diferentes condiciones de uso. La mayoría de la gente conoce los modelos básicos, pero hay cinco tipos de Bill of Lading que es muy probable que la mayoría de los importadores desconozcan.

 

1- Bill of Lading con Cláusula

Una cláusula de embarque es aquel que contiene observaciones o notas especiales relacionadas con defectos en el embalaje o en el transporte de mercancías. Este Bill of Lading también se conoce como una falta o un Bill of Lading sucio. Si está enviando algo que requiere notas especiales debido a un defecto en el embalaje, esto es exactamente lo que necesita en la mano.

 

2- Bill of Lading de Enganche

El Bill of Lading de enganche es un documento que permite que los envíos se realicen en varios segmentos, en más de un punto de carga o puerto. Por ejemplo, si está tratando de enviar una gran cantidad de mercancías y desea que estén a bordo en dos o más puertos, entonces un Bill of Lading de enganche lo permitiría. Por lo tanto, puede aprovechar la carga de múltiples componentes fabricados en sitios diferentes para ser enviados a la misma ubicación de entrega con este documento.

 

3- Bill of Lading intermodal / multimodal

Hay ciertas situaciones en las que el mejor costo del envío podría no ser el mismo que el mejor tiempo de tránsito o ruta. Si te encuentras en esta situación como importador y la reducción de costos es más importante que el tiempo, utilizar una combinación de transportes puede ser la mejor opción para obtener el mejor costo de envío para tus productos. Sin embargo, esto normalmente requiere más coordinación, logísticamente hablando y más participación. Si utiliza un solo transportista, obtendrá el mejor tiempo de enrutamiento y menos papeleo junto con menos pesadillas logísticas.

Intermodal es cuando su carga se desplaza desde el origen al punto de destino utilizando varios modos de transporte, cada uno de los cuales depende de un transportista diferente con un contrato independiente. Si tiene un envío que en el transcurso de un solo viaje pasará por manos de varios transportistas, tendrá varios contratos si cada transportista que maneja requiere un Bill of Lading intermodal.

Como remitente, una ventaja de esto es la posibilidad de elegir qué transportistas utilizar para capitalizar las tarifas más económicas para cada tramo de transporte. También disfrutará de una mayor flexibilidad en la carga y descarga de sus mercancías en diferentes puertos. Otro beneficio es que puede reducir su huella en el medio ambiente seleccionando solo transportistas ecológicos para manejar su carga. También puede aumentar la seguridad de sus envíos durante el transporte, lo que siempre es una ventaja. Finalmente, como remitente, tiene más acceso a diferentes equipos, lo que le permite controlar mejor su horario de tránsito.

Multimodal es cuando el movimiento de su carga se produce desde el punto de origen hasta el destino a través de varios métodos de transporte. En esta situación, cada método de transporte tiene un transportista diferente, pero todo está bajo el mismo Bill of Lading. Tienes un solo transportista para un solo viaje. Puede usar el mismo transportista para enviar sus mercancías en todas las etapas del viaje utilizando todos los modos. Para esto, necesitaría un Bill of Lading multimodal que estipule que se utilizarán varios modos de transporte, pero con un solo transportista que será el responsable de la carga.

Las ventajas de este modo de envío incluyen la posibilidad de elegir transportistas que le brindan el más alto nivel de eficiencia para la entrega puerta a puerta. Puede obtener acceso a partes remotas del mundo usando un solo transportista. Se produce una mayor eficiencia general y mejores tiempos de entrega, y puede minimizar los requisitos y gastos en la coordinación logística.

 

4- Bill of Lading Negociable

Un Bill of Lading negociable es un contrato que le permite la transferencia de la carga a un tercero. Esencialmente, este es un documento que se distingue por el contrato de transporte que no se define específicamente entre una o dos partes. Específicamente, este documento puede ser transferido por uno de los destinatarios a un tercero, solo si el consignatario ha firmado o aprobado el documento y lo ha entregado al nuevo tercero. Para transferir completamente un Bill of Lading negociable, el consignatario, la persona o la empresa que originalmente envió las mercancías, tiene que sellar y firmar el documento. Este documento debe estar escrito según el orden del destinatario y debe estar limpio. Esto significa que el transportista emite la factura, y en la factura declara que los bienes se reciben sin ningún defecto y en las condiciones adecuadas. Como cualquier otro Bill of Lading, el Bill of Lading negociable enumerará las mercancías que se transportan. Independientemente de quién lo tenga, servirá como un contrato para los términos del envío.

 

5- Bill of Lading obsoleto

Un Bill of Lading se vuelve obsoleto si se presenta al banco o al consignatario después de la fecha limite especificada en cualquier carta de crédito relevante. Cada Bill of Lading tiene una fecha de finalización específica, momento en el que, si se presentan después de la fecha de finalización, ya no se aceptan como un documento válido. El Código Comercial Uniforme estipula que el rechazo de estos documentos puede ocurrir si la presentación es más de 21 días después de la fecha original de llegada para el envío. Si tarda más de 21 días en llegar, el Bill of Lading queda obsoleto.

 

Resumiendo

Con tantos tipos de envíos, y tan vastos y diversos acuerdos, es esencial comprender qué documentos son los correctos a utilizar por su empresa. Tener conocimiento de los diversos tipos de Bill of Lading le permitirá manejar su negocio con más confianza. Si su empresa no opera con estos documentos, considere la posibilidad de investigar acerca de otros Bill of Lading que se ajusten a sus necesidades.

Vivian Llambes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *