La complejidad de aprovechar las ventajas del nuevo TLC:

LILLY + AssociatesLeave a Comment

Los ejecutivos de la cadena de suministros están convirtiéndose en expertos a medida que planifican la forma de aprovechar las diferencias del mercado y los acuerdos de libre comercio entre Estados Unidos, Corea del Sur, Colombia y Panamá. La firma del presidente Obama del proyecto de ley del Congreso para la implementación de los acuerdos de libre comercio, la renovación del Sistema Generalizado de Preferencias y el Acta Andina de Preferencias Comerciales, hizo posible que repentinamente las empresas pudieran aprovechar numerosos beneficios y oportunidades comerciales. Los analistas opinan que “esta aprobación simultánea pone en relieve los desafíos en el manejo de la cadena de suministros para aprovechar los beneficios provistos.”

Los tratados de libre comercio (TLC) ofrecen a los importadores y exportadores estadounidenses la oportunidad de ingresar comercialmente a mercados más competitivos. Los TLC brindan a las partes involucradas un trato y condiciones preferenciales, incluyendo aranceles reducidos o nulos. En estos TLC existen requisitos establecidos a los que los ejecutivos de la cadena de suministros deben ponerle especial atención al momento de importar o exportar ciertos productos, o bien al momento de decidir trabajar con ciertas industrias.

La complejidad se acentúa si se toma en cuenta que las estrategias comerciales deben considerar las tendencias actuales del mercado, así como los enfoques específicos de este. De acuerdo con un artículo del sitio Web del Supply Chain Brain [Centro de la Cadena de Suministros] “cada vez se hace más necesario que los ejecutivos realicen múltiples estrategias con eficacia y de forma simultánea”.

“Por ejemplo, el desarrollo e innovación de varios hubs con su respectiva diversidad de productos para los mercados locales ha aumentado el número y variedad en el flujo de productos específicos o rutas comerciales. Los centros de producción están expandiéndose y no fabrican productos idénticos para todos los mercados de destino. La deslocalización es cada vez más frecuente y por lo general es impulsada a nivel local. Mientras que esta situación por sí misma puede considerarse un desafío para los ejecutivos de la cadena de suministro, aumenta su relevancia con la aplicación de los TLC y de los acuerdos comerciales preferenciales para reducir los derechos de aduana en ambos componentes y en los productos terminados.”

También informan que La Organización Mundial de Comercio cuenta actualmente con “notificaciones de 380 acuerdos comerciales de la región activos y pendientes entre miembros”. Este número no incluye “los programas de preferencia unilaterales – preferencias comerciales otorgadas a los productos importados de países identificados sin requerimiento de beneficios recíprocos, tales como el SGP.”

Cada procedimiento de manufactura debe pasar por un proceso de inspección que cumpla con los requerimientos del TLC según el país de destino. Esto implica que deben realizarse varias inspecciones a los bienes transportados a través de diferentes ubicaciones del TLC. El Centro de la Cadena de Suministros afirma que “esto requiere de fuertes controles y procesos internos y a menudo automatización. Las autoridades aduaneras también reconocen la dificultad de manejar cadenas de suministro complejas y se ha visto un aumento en el énfasis de auditorías de la actividad del TLC en todo el mundo.”

Las compañías que pueden manejar de forma más eficiente el proceso de planeación para exportación e importación hacia varios mercados empleando los beneficios de los TLC es muy probable que puedan obtener una ventaja competitiva en varios niveles.

 Fuentes:

http://www.supplychainbrain.com/content/nc/generalscm/legalgovtregulatoryissues/singlearticlepage/article/threenewfreetradeagreementshighlightbenefitscomplexitiesofftamanagement/

http://www.wto.org/

LILLY + Associates

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *