Importadores Enfrentan Panorama Inusual en 2021 con el Incremento de los Costos de Flete

Nelson CabreraEnvíos marítimos, General, Noticias de la industria, Tarífas de EnvíoLeave a Comment

El caótico final de la temporada 2020 significó nuevas perspectivas para el 2021, y los duros contratos de servicio con los que las empresas Norteamericanas tendran que lidiar mientras se intenta negociar mejores precios para el mercado. Los transportistas de todo tipo tendrán que lidiar con altos volúmenes de carga a medida que el comercio electrónico se convierte en la nueva norma, incluso para cosas rutinarias como comprar comestible. Además, existe mucha presión sobre la capacidad, lo que se suma a los desafíos de organizar la logística de manera eficiente.

Muchos gerentes de logística indican que no esperan un alivio de volumen en 2021. Por ejemplo, estamos viendo incrementos increíbles en el volumen de importaciones en contenedores desde Asia, que a veces alcanzan los dos dígitos. La presión sobre las empresas de transporte y toda la cadena de suministro es intensa.

Opiniones expertas

John Janson de SanMar ve un panorama completamente diferente al que las principales empresas de la industria estaban acostumbradas hasta ahora. Janson sugiere un mayor uso del concepto de «transportista de preferencia» dentro de la industria del transporte marítimo. Eso significa que los remitentes tendrán que demostrar en términos claros que son los “propietarios beneficiarios de la carga” o BCO.

Las características de las BCO incluyen la implementación de las mejores prácticas en el uso de equipos. Al evaluar si un remitente es un BCO, un gerente podría considerar qué tan rápido el remitente ha podido completar el círculo y abrir espacio para negocios adicionales. Según Janson, aquellos que toman mucho tiempo y viajan largas distancias pagarán precios más altos que aquellos que frecuentan envíos más fáciles.

Nuevos desafíos en 2021

Lori Fellmer de BassTech International sugiere que el problema de obtener acceso a la capacidad oceánica seguirá prevaleciendo en el 2021. Muchos proveedores sintieron que los contratos con los que estaban trabajando en 2020 no satisfacían sus necesidades. Una solución que sugiere Fellmer es la diversificación. Pero el aspecto de la diversificación en la práctica puede variar dentro de cada empresa.

Una forma en que la diversificación puede ayudar es mediante el uso de transportistas comunes NVO (empresas no operadoras de buques). Alternativamente, las empresas pueden trabajar con transitarios. Otra opción es el uso del mercado oceánico. Esto es particularmente cierto en el caso de los grandes BCO con una reputación que proteger y también aprovechar en sus transacciones. Algunos de estos grandes BCO, incluidos SanMar y BassTech, ya se están moviendo en esa dirección. Aquellos que carecen de influencia tendrán que operar bajo los auspicios de poderosas asociaciones navieras.

El uso de transitarios estratégicos será fundamental. Esto es particularmente cierto si los transportistas preexistentes no cumplen los contratos como se esperaba. El mercado de tarifas fijas será una solución conveniente, aunque no está exenta de problemas. Uno de los desafíos puede estar relacionado con los costos de los nuevos contratos.

Fellmer espera que las tarifas fijas de carga de camiones, así como las oceánicas, retengan los máximos históricos que se vieron en 2020. Eso significa que los actores de la industria tendrán que adoptar un enfoque variado que se mantenga consciente de los constantes cambios que tienen lugar dentro de la industria. A través de la gestión de relaciones, es posible obtener información actualizada a tiempo para que se puedan realizar los ajustes necesarios.

Debido a que las líneas navieras también están experimentando dificultades para administrar la capacidad, es mutuamente beneficioso comunicarse entre sí. Como mínimo, cada parte recibirá una advertencia temprana cuando haya un aumento en la demanda por cualquier motivo. Como observa Peter Tirschwell, vicepresidente de IHS Markit, Maritime & Trade, el volumen simplemente supera todas las expectativas y proyecciones. Los transportistas que dependen de contenedores marítimos se enfrentarán a meses agitados para mediados de 2021.

Reguladores de carga

El elevado mercado de carga tendrá un efecto de freno a los cargadores, aumentando la presión sobre la capacidad y las operaciones, esencialmente creando una especie de “regulación”. Otras industrias relacionadas, e incluso no relacionadas, también están sintiendo estos efectos. Por ejemplo, los modos alternativos de envío internacional, incluido el transporte aéreo, el camión y la paquetería, se enfrentan a un aumento de la demanda y largas colas. La volatilidad del mercado se suma a la presión que crea la escasa capacidad.

Además, las complicaciones laborales han aumentado a medida que la fuerza laboral intenta sortear lo peor de la pandemia de COVID-19. Janson insinúa que, por primera vez, podrá haber personas que no puedan recoger su carga. Es por eso que los mayores transportistas de EE. UU. Están colocando estos reguladores de capacidad a los remitentes.

En cierto sentido, estas regulaciones están teniendo un efecto positivo. Por ejemplo, las tasas de entrega a tiempo están alcanzando el 90% incluso cuando los volúmenes están aumentando. Para lograrlo, se da prioridad a los llamados «mejores clientes». La calidad no implica cantidad, y algunos clientes más importantes no necesariamente están en la lista. Aquellos que ofrecen servicios por debajo de primera o cuyo comportamiento ha dejado mucho lugar a mejoras están siendo puestos en la lista de espera.

Un área de preocupación es la gestión de equipos, que es necesaria para hacer frente a la escasa capacidad y los altos volúmenes. Los mejores clientes para los transportistas de paquetería son aquellos remitentes que agregan una mayor cantidad de paquetes en una misma parade o ruta. Sin embargo, los que tienen más paradas se consideran menos deseables. Ha habido informes de un transportista de carga de camiones que no pudo cumplir con su compromiso de carga porque no pudo encontrar una cantidad suficiente de camiones que llevaran a cabo la tarea.

Brent Hutto de Truckstop.com considera que el pico en el mercado de carga de camiones dura al menos una cuarta parte. Dado que el mercado del transporte de mercancías está estrechamente interconectado, la solución radica en una amplia colaboración a través de una amplia gama de redes. Esto abre opciones para cualquier negocio en cualquier situación dada. También significa que no hay capacidad sin explotar que se descuide por falta de información. De hecho, el nivel de colaboración aumentará con la presión del mercado.

Mike Regan de TranzAct Technologies se refiere a esto como «controlar de primera mano el transporte». Lo que se refiere es que un plan de gestión del gasto en transporte es fundamental. Esto es en respuesta a los incrementos de costos de dos dígitos. Los directores financieros y los directores ejecutivos tienen que predecir y comunicar cada vez más los incrementos de costos, o de lo contrario enfrentarán el despido por incompetencia, según Regan.

Terminando

El bienvenido aumento de la demanda para el comercio electrónico ha afectado la preparación logística de la industria del transporte marítimo en general. Eso significa que las empresas deben identificar alternativas para enviar y procesar su carga. Además, hay aumentos en los costos a medida que aumenta el consume, en una clasica fluctuación de oferta-demanda. Se espera que dicha presión continúe a lo largo del 2021. Solo a través de la colaboración y la diversificación las empresas podrán abrir alternativas suficientes para cumplir con sus necesidades.

Nelson Cabrera
Nelson leads global business development efforts within ShipLilly and has been featured as a logistics expert in numerous publications, including SupplyChainBrain, The Bulletin Panama, Logistics Management, and the Miami Herald.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *