Cómo Manejar Correctamente los Pedidos Pendientes de su Comercio Electrónico

Eliana MachinAlmacenaje, Ecommerce, GeneralLeave a Comment

En el panorama actual del comercio electrónico, los consumidores esperan que los productos estén se encuentren en stock y se entreguen rápidamente. Sin embargo, en algún punto, todas las cadenas de suministro se atrasan o se interrumpen. Los pedidos pendientes o Backorders como se les conoce en Inglés, son una de las soluciones que las empresas están utilizando para combatir la ruda realidad que se vive actualmente. Con los pedidos pendientes, los clientes pueden seguir comprando incluso cuando hay una interrupción en la cadena de suministro.

Es importante tener en cuenta que los pedidos pendientes no están exentos de inconvenientes. Por ejemplo, a muchos operadores de comercio electrónico no les gusta lidiar con las burocracias adicionales de manejar el envío y los pagos para este tipo de pedidos. De hecho, uno de los signos de un manejo de inventario deficiente es un nivel creciente de pedidos pendientes.

¿Un mal necesario?

Dada la imprevisibilidad de las economías y los mercados mundiales, es mejor incluir pedidos pendientes como una opción para sus clientes. Sería muy complicado para las pequeñas y grandes empresas sobrevivir los retos de desastres naturales y pandemias sin depender de los pedidos pendientes. COVID-19 ha interrumpido la manufactura de productos a nivel mundial y esta opción ha resultado ser un gran beneficio para muchas empresas.

En el futuro previsible, las compras en línea aumentarán debido a los requisitos del distanciamiento social en esta era posterior al Coronavirus. Si le resulta difícil llevar sus productos al almacén de su proveedor logístico, hay dos opciones que puede elegir a la hora de gestionar su comercio electrónico. Puede marcar los artículos como agotados o puede continuar vendiendo con la opción de pedidos pendientes. No hacer ninguna lo pondrá en una posición de desventaja.

¿Qué es un pedido pendiente y por qué debería importarle?

Un pedido pendiente es un artículo que no está en stock en ese preciso momento, Sin embargo, el cliente aún puede pedirlo, pero la entrega solo se realizará una vez que se haya reposicionado el stock. Esto es diferente de una situación en la que un producto está marcado como «agotado», lo que significa que el cliente no podrá pedir el producto.

El modelo de negocio de su empresa determinará en gran medida si los productos son aptos para ser marcados como agotados o en cambio recibir pedidos en espera. Por ejemplo, es posible que deba considerar si sus clientes estarán dispuestos o no a esperar por la reposición del producto. Además, es imperativo desarrollar procesos de seguimiento precisos y convenientes. Su proceso para cumplir con pedidos pendientes debe estar estrechamente relacionado con su sistema de gestión de inventario.

¿Sus clientes aceptarán la espera de la reposición?

No todas las empresas pueden usar la opción de pedidos pendientes. Esto es particularmente cierto en los sectores de alta competencia donde los consumidores pueden encontrar rápidamente otras alternativas o vendedores del producto que desean adquirir. Además, se debe considerar aquellos artículos que satisfacen una necesidad inmediata y, por lo tanto, no pueden retrasarse. En ocasiones, es mejor no obtener la venta y continuar teniendo un potencial cliente a futuro, que prometer una entrega demorada y perder totalmente ese cliente.

La investigación ha demostrado que los productos de nicho son los más propensos a ser compatibles con un sistema de pedidos pendientes. Esto se debe a que los clientes tienen un interés inherente en el producto y esa necesidad no puede satisfacerse fácilmente con otras alternativa. Algunas empresas incluso utilizan deliberadamente los pedidos pendientes para dar a sus sitios Web una sensación de exclusividad. Otros argumentan que los recientes impactos a los mercados globales han condicionado a los clientes a esperar más tiempo para recibir sus compras. Por lo tanto, es más probable que hoy en día toleren la espera de los pedidos pendientes más que antes.

Pros y contras de los pedidos pendientes

Hay modelos de negocio que están básicamente hechos a medida para los pedidos pendientes. Considere los negocios de financiación colectiva (crowdfunding): este método está marcado por pagos anticipados y entregas a largo plazo que los consumidores naturalmente toleran porque tienen mucho interés en el producto. Hay varios beneficios asociados con este modelo de negocio, que incluyen:

  • La existencia de una demanda garantizada y no es necesario participar en marketing adicional.
  • El proveedor puede crear una lista invaluable de contactos de clientes para usar en el futuro.
  • El sistema de previo pago evita los obstáculos de la gestión de la deuda que podrían arruinar a las pequeñas empresas.
  • Los pagos anticipados aprovechan el potencial de crecimiento al liberar capital para actividades de desarrollo empresarial.
  • La naturaleza misma de los pedidos pendientes le proporciona información sobre los productos que probablemente tengan demanda en el futuro.

El costo de los pedidos pendientes para su negocio

Hay otras desventajas potenciales de las que debe tener cuidado al aceptar pedidos pendientes, estos incluyen:

  • Existe el riesgo de cancelación antes de la fecha de entrega, especialmente si hay un retraso adicional al esperado.
  • Muchos sistemas de procesamiento de pagos tienen un límite de tiempo para completar las ordenes y eso significa que debe volver a contactar al cliente para volver a autorizar la transacción en una fecha posterior.
  • Muchas de las malas experiencias que suceden en ventas regulares se ven incrementadas en la modalidad de pedidos pendientes, incluyendo quejas y devoluciones.
  • El negocio puede perder su reputación si por alguna razón el fabricante no puede entregar el producto solicitado.

Reduzca la fricción de los pedidos pendientes

Una de las formas en que puede reducir los problemas de atención al cliente es procesar el pago solo unos días antes del envío. Sin embargo, es imprescindible obtener una autorización previa para usar ese método de pago cuando llegue el momento. Utilice los sistemas de detección de fraude en línea para identificar transacciones riesgosas. Otras medidas incluyen:

  • Cross-docking al completar pedidos pendientes: puede procesar los pedidos retrasados ​​muy rápidamente una vez que se ha recibido la mercancía. El cross-docking permite que algunos productos vayan directamente al camión que realizara las entregas en lugar de pasar por el almacén. Este es un sistema que ha sido adoptado por empresas de renombre para mejorar el nivel de eficiencia ante grandes pedidos.
  • Envíe la orden por partes: de esta manera, el cliente ya tiene cierto compromiso en recibir el resto de la orden cuando esté lista. Puede exonerar algunos de los cargos adicionales para el segundo envío. Use cupones o descuentos para proporcionar este servicio.
  • Sea claro en su comunicación: asegúrese de haber establecido expectativas realistas de cuándo se entregará el pedido. Asegúrese siempre de que el cliente esté informado en todo momento. Haga un seguimiento por correo electrónico y otras herramientas de comunicación para mantenerse en contacto y así generar más confianza.
  • Cree expectativa y entusiasmo: debido a que existe una alta probabilidad de cancelaciones por parte de clientes indecisos, asegúrese de recordarle al cliente los beneficios de su compra y por qué querría el producto en primer lugar. Destaque algunas de las mejores características que pueden esperar cuando se entregue la orden.

¿Debería usar pedidos pendientes en su negocio?

Debe considerar la necesidad de sus clientes y lo que realmente puede entregarles. Antes de marcar constantemente los artículos como agotados (y arriesgarse a irritar a sus clientes); puede optar usar la opción de pedidos pendientes para obtener su compromiso inicial. Para que este sistema funcione de manera efectiva, su negocio debe estar bien organizado y tener una comunicación constante con sus clientes.

Eliana Machin
Eliana is a true adventurer, and when she’s not ensuring every cargo is leaving or entering our warehouses in a proper manner, she is always finding something new to do outdoors. She loves traveling, eating well, and spending time with her husband and her fur babies, Charlie, Christina, and Lola the parrot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *